Fon-Audio, atención en foniatría: voz, habla, deglución

 

 

Especialistas en disartria, disfagia, retardo de lenguaje, labio y paladar hendido

 
 
 
FON-AUDIO LA CASA DE LA AUDICION- voz
 
 

Voz


La voz es el sonido que se produce como resultado del paso del aire que pasa a través de las cuerdas vocales y se proyecta en las cavidades de resonancia. Debe existir un equilibrio perfecto entre todas las estructuras que producen la voz para que esta sea normal.

¿Qué es la disfonía?

Es la alteración de la voz y puede causar severa limitación en algunas personas llegando a afectarles emocional, social y laboralmente. Las personas con más riesgo a presentar disfonía son: maestros, profesores, locutores, cantantes, personas que han sido operadas de la tiroides y fumadores, entre otras.


TODA VOZ RONCA QUE DURE MÁS DE 3 SEMANAS DEBE SER ATENDIDA.

 
 
 
 
 
 
FON-AUDIO LA CASA DE LA AUDICION- disartria
 
 

¿Qué es la disartria?



La disartria es una alteración del habla provocada por parálisis, debilidad o incoordinación de los músculos que la producen. Las personas que tienen disartria comprenden lo que se les dice, pero al momento de querer responder hay fallas, ya sea la dificultad de decir una o varias letras, que las letras o palabras sean cambiadas unas por otras, que hablen lento o incluso la incapacidad de poder expresarse en forma oral.

La disartria puede ser el resultado de una lesión del sistema nervioso ya sea por un traumatismo de cráneo, EVC, tumor o infecciones, entre otros.


Tratamiento:
La disartria se rehabilita. Como muchos eventos neurológicos agudos, es mejor la recuperación en las primeras etapas del evento. Es común que las disartrias se acompañen de disfagia y problemas de la voz, mismos que deberán ser evaluados y rehabilitados de forma conjunta con la disartria.

 
 
 
 
 
 
 

¿Qué es la disfagia?


Es la dificultad de tragar alimentos y líquidos, puede presentarse desde que el alimento es llevado a la boca, cuando pasa por la garganta y llega al estómago. Este padecimiento puede presentarse en todas las edades, desde bebés prematuros hasta adultos mayores.

Es un problema común y grave, que si no se diagnóstica y trata puede llegar a causar desnutrición, deshidratación, aislamiento, neumonías de repetición e incluso la muerte.

¿Quiénes pueden tener disfagia?

  • Bebés que tuvieron problemas antes o durante el parto
  • Pacientes con parálisis cerebral infantil
  • Enfermedades neurológicas crónicas o degenerativas
  • EVC
  • Enfermedad de Parkinson
  • Trauma craneoencefálico
  • Edad avanzada
  • Cirugías de cuello (por tiroides o cáncer), entre otros

¿Qué síntomas acompañan la disfagia?

  • Tos o atragantamiento durante la alimentación
  • Escurrimiento o dificultad para deglutir la saliva
  • Cansancio al comer
  • Que el alimento se regrese por la nariz
  • Neumonías (infección de los pulmones) recurrentes
  • Pérdida de peso

 
 
 
 
 

Labio y paladar hendido



El diagnóstico del labio y paladar hendido es inmediato y se detecta indirectamente en el nacimiento, pero desgraciadamente no se trata sólo de la reparación quirúrgica, sino que estas malformaciones afectan a la respiración, la deglución, la audición, la voz y el habla de quien lo padece.

El manejo de estos pacientes compete a un grupo de médicos, de ningún modo puede ser por un solo médico ya que, por la complejidad de la patología, se debe intervenir en diferentes etapas del crecimiento y en diferentes aspectos. De tal modo que intervienen otras disciplinas como la cirugía plástica, la odontopediatría, la pediatría, la otorrinolaringología y la psicología, por mencionar algunas.

Asimismo, deben intervenir los médicos audiólogos y foniatras para verificar la audición del menor desde su nacimiento y darle seguimiento a su desarrollo del lenguaje y habla.

A medida que el niño va creciendo y se realizan nuevas cirugías e intervenciones, el médico audiólogo foniatra realizará una evaluación para valorar la función del paladar y descartar que pueda existir “voz gangosa”, característica de estos pacientes, quienes también llegan a tener problemas de lenguaje por la dificultad para pronunciar algunas letras. En caso de ser así, se debe de iniciar terapia del lenguaje y del habla.

Recuerda, un niño con labio y paladar hendido no tiene porque no hablar bien si es intervenido temprana y adecuadamente.

 
 
 

Retardo de lenguaje



Para un desarrollo del lenguaje adecuado debemos tomar en cuenta varios factores: la audición, capacidad de aprendizaje, la integridad neurológica y anatómica de la cavidad oral, entre otros.

Cuando un niño no logra hablar en el nivel esperado para su edad, decimos que tiene un retardo en el desarrollo del lenguaje. A los 3 años los niños ya deben de hablar a nivel de oraciones y si no lo hacen hay que hacer una valoración audiológica y de lenguaje para iniciar la rehabilitación. Cuando un retardo del lenguaje no es atendido debidamente, puede comprometer posteriormente el aprendizaje de la lectoescritura.